La Bolsa de Valores agregó a la lista otra empresa de desarrollo que ha invertido mucho a lo largo de la costa croata, pero no han podido iniciar ni un proyecto, incluso en los últimos cinco años.

Por lo general, se consideró por parte de inversores extranjeros que no son tratados con respeto, sino como delincuentes, simplemente por querer una conducta comercial normal, lo que hace que haya un retroceso en las inversiones al país.

Como Dussmann dice: “Esta actitud tiene que cambiar. Muchos inversores sólo volverán si se realizan cambios. Tal vez Croacia tiene que estar de rodillas, padeciendo la crisis, para que llegue a entender eso”.
11.jpg

Tenga en cuenta que esas palabras provienen de un economista de Croacia.

Él compara la actitud de Croacia a la de Grecia en la década de 1980 y el 90, cuando todos los inversores eran de izquierda, en su tendencia política.

Les ha tomado los últimos 15-20 años a Grecia, para reparar el daño que se hizo, y para que los inversores nuevamente pudieran seguir con su trabajo.